domingo, junio 03, 2007

RITUAL DE APAREAMIENTO

Como dos pájaros escenificando la llamada de la naturaleza, el ritual de apareamiento de estas extremidades de pianista empieza con un cortejo, el de la mano izquierda a la derecha. El final, sin embargo, será el de un amor platónico. Y es que si tras ser testigo del espectáculo sientes tu alma tocada por la alegría, será porque sus cuerpos nunca llegaron a tocarse. Digámoslo ya, el inmenso Sokolov bordando Le Tic-Toc-Choc de Couperin. Música que para buscarte las cosquillas en el músculo del sentimiento. Déjala que las encuentre. Por favor, sonríe.

2 comentarios:

Isa dijo...

Y es que Grigory Sokolov como un mago del teclado, sabe encontrar cada rincón -por muy recóndito que sea- de las cosquillas para dejarnos con la sonrisa en la piel.
Gracias por esta sonrisa de domingo.
Saludos

El espía de mahler dijo...

Gracias a ti por tu fidelidad a este blog, Isa