miércoles, julio 04, 2007

PERPETUUM MOBILE


Por eso me horroriza la música
-dijo alzando la voz por primera vez,
casi con violencia-.
Odio este lenguaje melodioso e incomprensible
que permite que ciertas personas
comuniquen con desenvoltura cosas vagas, insólitas;
a veces tengo la impresión, incluso,
que la música nos comunica
algo indecoroso, inmoral.
Observa la cara de quien escucha música,
mira com se transforma su expresión.(...)

Y como la música no guarda un significado
que se pueda definir con palabras,
ha de tener otro mucho más peligroso,
si consideramos con que intensidad
conmueve a las personas
que no sólo tienen en común los gustos musicales
sino también su sangre y su destino.
¿Y tú qué piensas?
El último encuentro
Sándor Márai




6 comentarios:

Anónimo dijo...

Para mí, la música es más importante que el habla.

Vikram Seth, Una música constante.

El espía de Mahler dijo...

Excelente libro. Lo leí de un tirón hace unos años.

Saludos

Isa dijo...

La música es arte mientras que la palabra sólo puede llegar a poesía.
¿Peligro? Todo lo contrario, como cantaba Bob Marley en su 'Trench town' 'la música puede hacer a los hombres libres'.
Saludos.

El espía de Mahler dijo...

Quiero pensar que el poeta también es un artista que "peina letras".

Saludos

Ali dijo...

Qué poder y qué fuerza tiene la música... Me ha gustado mucho este fragmento. ¿A qué libro pertenece? No conocía a su autor.

Un saludo.

Ali dijo...

Ay mi madre... "El último encuentro"... Qué cabeza la mía... xD