lunes, julio 02, 2007

PECADOS CAPITALES

Un pecado capital como tarjeta de presentación del director más listo del planeta en El País Semanal. Soy comprensivo: un cebo para atraer a esa inmensa mayoría de lectores a quienes, a estas alturas del termómetro estival, Berlín y su Filarmónica les cae en la geografía del corazón más lejos que Cancún y sus playas. ¿Envidia? En mis caso, esas palabras de ritmo contorneante que exhiben el pensamiento desnudo de Simon Rattle, me despertaron una cierta lujuria…


(…) Hay dos fundamentales: una orquesta que no afronta el repertorio de su tiempo muere, y muere merecidamente; otra es que si no forma parte de la comunidad a la que pertenece y evangeliza a su alrededor, tampoco tiene nada que hacer.

(…) Tienes que hacerlo, convertirte en evangelista. El día de los sumos sacerdotes desde el púlpito ha terminado para la música clásica. Ya no viene nadie, tenemos que salir nosotros a por ellos. No es el único tipo de música que la gente quiere escuchar. Pero sin ella, su vida es mucho menos rica. Hay algo que esta música puede dar a todo el mundo, que no encuentras en otras; pero, claro, hay que mostrarlo.(…)

…y una irreprimible ira en esta disonancia sobre el presidente Chávez:


Es muy listo. Y tiene suerte, además de petróleo. A pesar de lo que se diga, se preocupa por el bienestar de su gente. Ante todo es un político, y en todos los lados hay gente despreciable. Por lo menos, él me hace reír, no como los neocon.

Esto no hace ninguna gracia:

4 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

Yo no tengo duda de que Franc, Hitler o Stalin se preocupaban por el bienestar de SU gente. El problema lo tenían aquellos que no eran considerados parte de SU gente.

El espía de Mahler dijo...

Exacto, Gregorio, pero Rattle, con esas alucinógenas declaraciones cuida sus "intereses", que curiosamente, no coinciden con los valores que pretende defender con la música. Lamentablemente.

Saludos

Anónimo dijo...

Fotos peores guardará la familia Bush, tan amigos en otros tiempos de su Osama (recordar el lamentable Rambo III).

Buena página, ya era hora de que habláramos de MAhler

arrebatos dijo...

Ya dicen que la política crea extraños compañeros de cama. El problema viene cuando, sin vengüenza ni pudor, niegan que se acostaran con ese o aquel.