martes, julio 03, 2007

GOULD Y LOS BEATLES

Artículo de Glen Gould públicado en la revista High Fidelity en noviembre de 1967:


Tonalmente, los Beatles tienen tan poca consideración por las sutilezas en la conducción de las voces como Erik Satie por la angustiada relación de los postrománticos alemanes. La suya es una marca feliz, descarada, beligerantemente torpe de primitivismo armónico. Su carrera es una larga caricatura de la ecuación "sofisticación = extensión cromática". las deliberadas prolongaciones de la dominante y las falsas liberaciones de la tónica a que nos someten, no obstante "Michelle", en nombre de la elaboración del primer plano, son sólo síntomas de una arrogante versión por respetar las propiedades psicológicas del fondo tonal. En el repertorio de la banda de Liverpool, el desenfrenado amateurismo del material musical, aunque seguido de cerca por la indiferencia del estilo interpretativo, sólo se ve superado por la ineptitud del método de producción de estudio.

4 comentarios:

Isa dijo...

no parece que los Beatles fueran santo de su devoción...
Claro que si tenemos en cuenta que Glen Gould sostenía que el objetivo del arte no era el desencadenamiento de una secreción momentánea de adrenalina, sino la construcción, a lo largo de toda una vida, de un estado de encadilamiento y serenidad, se puede entender su crítica.
Saludos.

Gregorio Luri dijo...

A ver qué te parece esto:

http://www.neatorama.com/
2007/07/03/gene2music-translating-the
-genetic-code-into-music/

El espía de Mahler dijo...

Isa, y el perfeccionismo que Gould buscaba en sus grabaciones no perdonaba el aire improvisado que desprenden las interpretaciones de los Beatles en disco.

Saludos

El espía de Mahler dijo...

Gregorio, es interesante, aunque no acabo de entender muy bien la manera como transforman esos genes en música. En cualquier caso, me ha parecido que los genes son muy compositores poco creativos.

Saludos