martes, noviembre 14, 2006

TERAPIA PASTORAL

Un intervalo de quinta, acordado entre un fa grave de los violonchelos y un do desnudo de las violas, te abre en el pecho una ventana por donde se asoma una melodía que suena a disimulo de niño travieso. Es la Pastoral, el jardín interior de la isla de sinfonías de Beethoven.

Podría narrar paso a paso el proceso de elaboración de esta música si no fuera porque, aun y tratarse de una fórmula sin aditivos ni conservantes, su consumo no invita al entusiasmo. Debe de ser porque en estos tiempos de alta tecnología nos cuesta asimilar que un brevaje compuesto de plantas silvestres, agua de riachuelo, rayos y truenos, cantos de pájaros, sudor de campesino y arco iris, pueda deshacer los nudos gordianos de ninguno de nuestros males, ni siquiera los imaginarios.

El caso es que una vez el último acorde nos ha pellizcado las mejillas como punto final del tratamiento, enseguida nos entra añoranza de cuando su vecina, la Quinta, de cuatro precisos golpes con cuchillo de carnicero nos trepanaba el cráneo para desvelar el héroe en do mayor que, según los psicólogos junguianos, todos llevamos adentro. Y es que está científicamente demostrado por los aplaudímetros que, en el ritual beethoveniano de retirar los desechos que la cotidianidad deposita en el cerebro, antes preferimos sentir en la frente el acero afilado de la Quinta que curarnos con la terapia sin dolor de la Pastoral. Tres hurras por Leopold Masoch.


Powered by Castpost

5 comentarios:

lola dijo...

Debo reconocer que, a mí, me va la Heroica, prodigio de lógica férrea, que yo llamo la Paranoica.
Pero la sexta es también mi terapia. Magnífica. Gracias por recordármela.

Lola

Anónimo dijo...

Aunque no parezca serie era un poco más que un niño, y en el cine Emporium de Barcelona, en la calle Provenza, creo que entre Rocafort y Entenza vi Fantasía y me dejó boquiabierto la Pastoral. Boquiabierto y oidoabierto, porque me pareció bellísima sin saber lo que era bello. Nunca la he olvidado y tengo por ella un afecto especial.

música dijo...

Lola, con la Heroica Beethoven encaminó su vida havia el heroísmo

música dijo...

havia, no; quise decir "hacia el heroísmo"

música dijo...

Luis, yo también descubrí la Pastoral con Walt Disney. Y también a Bach en la peculiar versión de Stokowsky, tan sombrío y amenazante.