sábado, noviembre 17, 2007

DESHOJANDO ALCACHOFAS

El cuarteto de amigos “Els escarxofats”, así bautizado por quien esto suscribe debido a la costumbre de comer alcachofas a la brasa los viernes que nos citamos en el restaurante Lluís Montllor, en Sabadell, sentamos ayer a nuestra mesa al músico ampurdanés Vicens Prats, flauta solista de la Orquesta de París y artista residente esta temporada en la Sinfónica del Vallés.

Prats estrenó ayer su residencia interpretando el himno oficial de los flautistas: el Concierto de Mozart en Sol mayor. Himno hermanado a otro himno:“El tempo del primer movimiento es el mismo que el de Marsellesa.” nos advirtió Vicens. Comprobadlo vosotros mismos tarareando la canción patria del francés encima de esta interpretación anónima y oriental del Sol de Mozart.

Vicens se declara acérrimo enemigo de la seriedad institucional que preside la interpretación de la música sinfónica. “ En los conciertos no me gusta poner cara de estar grabando un DVD. Me gusta hablar con el público” No miente, ayer, nada más salir a escena, se dirigió al respetable con estas palabras: “Como nos veremos a menudo esta temporada, espero que acabemos haciéndonos amigos. Por otra parte, disculpad si toco el concierto de Mozart con partitura. No es que no me lo sepa, lo he tocado muchas veces, sino que en estos casos siempre doy preferencia a la música antes que a la memoria.”

Vicens hizo una interpretación estupenda de Mozart, tan brillante y dorada como su flauta de oro,(sí, ya sé, no es una comparación muy inspirada, pero es sábado). Después, como propinas, primero bordó Syrinx, de Debussy:“Les juro que la tocaré tal como Debussy la escribió” anunció al público. Es decir, como delata la imagen, y no como suena en “Música en tus ojos” de este blog, con esas fusas empeñadas en poner cara de velocidad.

Con el segundo bis, la Allemande de la Partita de Bach, Vicens consiguió que dos lágrimas resbalaran por las mejillas de mi compañera de atril, la estadounidense Lynn Burton, que al llegar a sus labios se transformaron en esta frase: “Me ha "emosionado"” . Impacto que no consigue este otro anónimo intérprete de la misma obra:

Mientras deshojábamos alcachofas a la brasa, Vicens nos contó que la Orquesta de París, a lo largo de su historia, ha tenido, entre otras celebridades, a Karajan, George Solti y Daniel Barenboim como directores titulares. Que el flautista y director especializado en música antigua, Franz Brüggen, tiene barrocos hasta los dientes: “Le regalé unas alpargatas barrocas que le encantaron. Aunque me costó encontrar su número, calza un 48.”

Suma y sigue: ...que en París hay una escuela para futuros ministros donde una de las pruebas de ingreso consiste en hablar durante media hora de un tema del que no se tenga ni idea. Y los que no llegan a ministros acaban de gerentes en las orquestas públicas. También nos mostró su nuevo y flamante "iphone", liberado, que adquirió en Shangai durante una recientísima gira de los músicos parisinos por Oriente: “Seúl es enorme. Del hotel a la sala de conciertos, el autobús tardó una hora y media.”

Vicens expande su “rauxa” ampurdanesa actuando como reportero de su orquesta. Dos ejemplos: en el primer vídeo provoca a Anaïs Benoit, flautín de la Orquesta de París, para que muestre su arte en la sala de espera del aeropuerto de Valencia. En el segundo, inmortaliza las gansadas de algunos músicos de la formación francesa en la antesala de un concierto. En ambas, la jocosa voz del narrador pertenece, por supuesto, al flautista catalán:

He transcrito, en fin, las palabras de Vicens, y enseñado a través de intérpretes anónimos la música que con la que ayer nos deleitó a muchos, pero no he dejado ninguna muestra sonora de su portentoso talento. Para obtenerla de primera mano tendrán que acercarse el próximo sábado, 24 de noviembre, hasta el Palau de la Música, de Barcelona, donde a las 19:00 h. y acompañado de los Sinfónicos del Vallés, Vicens Prats lucirá de nuevo el brillante Sol de Mozart. No se lo pierdan. Voy más allá: a quien más se esfuerce en hacerme la pelota en el apartado de comentarios, le regalaré una entrada. De nada.

"¿Como quién me gustaría tocar, dices? Si pudiera tocar siempre como yo, ya tendría bastante."

Vicens Prats.

3 comentarios:

Fernando Vasconcelos dijo...

Tenho pena de estar longe de Barcelona ... senão com a tua descrição do Sol Maior iria concerteza.

El espía de Mahler dijo...

Gracias, Fernando. La entrada es tuya, si te animas...

rmf dijo...

si el Fernando no pot, et podria fer la pilota, però potser no la tindria acabada el dissabte. En fi, ja m'hi esforçaré.