jueves, enero 25, 2007

EL SÍNDROME DE PARAVONIAN

Cuando entro en la sala de ensayo ya hace rato que está sonando. En este caso perderse el principio de la pieza no es ninguna tragedia: es un Canon. No, con artículo determinado: es "EL" Canon. El de Pachelbel, el pavimento de un bajo minimalista por dónde los violines hacen circular una melodía en la tonalidad descapotable de re mayor. A las postrimerías de la versión que hace Corrado Bolsi, en el rostro de los violonchelistas creo percibir los primeros indicios del "síndrome de Paravonian", cuyo efecto devastadoramente cómico lo descubriréis en este vídeo. Id y no lo olvidaréis, palabra de científico: Carl Sagan usó EL Canon para ilustrar uno de los episodios más recordados de la serie Cosmos: "La persistencia de la memoria".

El bajo minimalista del Canon de Pachelbel:

4 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

Magnífico vídeo, Espia. ¡Cómo me divertido!

lola dijo...

Muy bueno. Me ha recordado un monólogo del autor de "El perfume", llamado "El contrabajo". Lo interpretaba "El Brujo"; la turbulenta relación del músico con su instrumento, en ese caso.

Lola

Joaquín dijo...

Confieso que tengo aborrecido "el" canon, desde tiempo inmemorial. Últimamente prefiero escuchar música recóndita y desconocida, para recuperar el gusto.

música dijo...

Gregorio: ésa mi intención

Lola: leí "El contrabajo" en un viaje en autobús de Mataró a Barcelona, y no pude contener mis carcajadas, para regocijo de los demás viajeros.

Joaquín: más que aborrecido, yo tengo aburrido el cánon. Suerte que no hay violas.